Manuales de uso de las redes sociales: ¿mordazas para el periodismo libre?

Algunos medios han implementado “manuales de conducta” o “guías de uso” de redes sociales para los periodistas. Los medios más importantes en Estados Unidos han hecho público estos manuales e incluso la American Society of News Editors (ASNE) ha elaborado su propia guía.

Por otro lado, día a día se conocen casos de periodistas despedidos o sancionados por la empresa en la que trabajan debido a alguna intervención puntual en las redes sociales.

Estuvimos con Fabián Bergero en el 9no Enacom en Viedma (Río Negro) hace unos días atrás y presentamos una ponencia que analiza críticamente el contenido de estas guías, particularmente la de la ASNE y las 19 guías que la acompañan.

La conclusión a la que llegamos es que, no en todos los casos, pero muchas de ellas:

  • conciben a las redes sociales más como una amenaza que como una oportunidad de diálogo y acercamiento con sus lectores/as.
  • no diferencian perfiles oficiales del medio de perfiles personales de los periodistas, ni distinguen tampoco entre redes sociales.
  • se concentran más en lo que no deberían hacer los periodistas que en cómo podrían utilizarlas para mejorar la interactividad con otras personas (fuentes, usuarios/as, periodistas).
  • prohíben opinar y hasta determinan a quiénes deberían tener como amigos en las redes por lo que los medios que usualmente levantan la bandera de la libertad de expresión terminan coartando la libertad de expresión de sus propios periodistas.
Aquí está el prezi que hicimos y el texto de la ponencia.


Manuales de conducta para uso de las redes sociales: ¿mordazas para el periodismo libre?

Me gustaría conocer más opiniones sobre este tema. Saludos!

Info relacionada:
Dos medios, dos posturas opuestas ante el uso de las redes sociales. PYOY. 21/10/10
Periodismo y Twitter, conferencia para el Foro de Periodismo Digital de Rosario. PYOY. 16/06/11

4 comentarios:

PaiSand 20 de octubre de 2011, 11:42  

1.- No existe tal cosa como "periodismo libre".
2.- Una empresa puede tener sus propias reglas, y si a uno no le gusta, ahí está la puerta.
3.- Uno es libre de irse a otro lado.
4.- me gustan los pares.

Dicho de otra forma, si no estás de acuerdo con la empresa, puedes irte. Si te quedas aceptas todas sus reglas. Una empresa tiene el derecho de establecer reglas de comportamiento, y uno tiene el derecho de irse si no acuerda.

La libertad de expresión nada tiene que ver en ese ámbito. Si uno piensa que una empresa coarta la libertad de expresión, siendo uno empleado de la misma, puede irse.

Esta discusión ya la tuve respecto de varios foros, donde los usuarios del mismo, a pesar de haber aceptado las reglas y lineamientos del mismo, insistían en violar estos al tiempo que reclamaban ser censurados o que se violaba su libertad de expresión.

En resumen, si no te gusta no te quedes. Si te quedás, aceptás.

Alejandro Rost 20 de octubre de 2011, 11:58  

Ok, ¿y hasta qué punto puede meterse la empresa en tu perfil personal en las redes sociales? ¿Todos tus cuentas en las redes sociales pasan a ser ahora de la empresa en la que trabajás? ¿Es lo mismo un perfil oficial del medio que un perfil personal?
Gracias por el comentario Paisand.

Hernán 30 de octubre de 2011, 10:18  

Disculpe paisand. No sabía que cuando trabajo para una empresa, tengo que entregarles mi vida en bandeja de plata. Perdone mi ignorancia.
Aceptar la explotación así como así, me parece casi vomitivo.

Formula-Informativa 17 de noviembre de 2011, 03:36  

Bastante interesante, es mi predicamento diario como lo digo en mi blog.

Somos docentes de la Universidad Nacional del Comahue y escribimos desde el norte de la Patagonia, Argentina.
Investigamos sobre periodismo impreso y digital.

General Roca, Argentina