No esperes hasta el verano para migrar a Linux


Al principio, el tema de Linux me parecía algo pintoresco. Algo que "hay que tener" aunque no sepa muy bien para qué. De modo que cuando compré una Netbook nueva, partí el rígido y le dediqué 50 por ciento a Windows y 50 por ciento a Linux. Aunque el ciento por ciento del tiempo fue para la marca de Billy Gates.

Hasta que un día me cansé de los cartelitos y los soniditos que me indicaban incompatibilidades, fallas y ausencias y que me advertían de los innumerables peligros que corría mi vida si no actualizaba (y pagaba) los estratégicos updates. Y ese día, migré. Como Alberto.

Abandoné absolutamente Windows y me instalé en el minimalista Ubuntu 10.4 (es decir, la actualización de abril de 2010 de este sistema operativo super recomendado por su facilitad de uso). Nunca mas abrí Windows. Ni siquiera para chusmear.

Muchos y muchas tienen miedo de dar este paso. Juran que lo harán de a poco, con tiempo y en las vacaciones de invierno o de verano, cuando tengan tiempo. Temen que no puedan abrir los millones de documentos que han generado en Word, en Corel o en Flash. Creen que los programas que corren bajo Windows son "lo más mejor" del mundo. Y que ya nada será como antes. Y es cierto: nada será como antes porque todo será mejor.

Desde la filosofía que encierra el software libre y los desarrollos cooperativos y colaborativos (que podrán conocer a través de este libro esencial de Pekka Himanen) hasta las prestaciones, la facilitad de uso y actualización de los programas.

Para quienes aun no se deciden, vamos a recomendar con @alerost esta Guía linuxera para los “windowleros” que descubrimos a través del sitio Muy Linux, y este mapa que permitirá ver en un sólo paneo, de qué se trata esto de Linux.

3 comentarios:

Fomoriano 3 de agosto de 2010, 11:37  

Hey Fabián, qué alegría ver que mis carnales se unan a la comunidad libre che. Muy bueno el post!!!

Alejandro Rost 4 de agosto de 2010, 07:50  

Es muy muy buena esa guía sobre Linux que encontró Fabián. No dejen de leerla. Vean por ejemplo el capítulo II, las dudas de los windoleros. Es genial.
Vale la pena invertir el tiempo en esto.
Saludos!

andrea vanesa 5 de agosto de 2010, 19:12  

Muy bueno el post! Leí la guía justo antes de llevar a mi compu al "quirófano" y me pareció genial. La operación fue un éxito así que presiento que a partir de ahora tampoco entraré más a windows.. "ni siguiera para chusmear", como dijo Fabián.
Saludos!

Somos docentes de la Universidad Nacional del Comahue y escribimos desde el norte de la Patagonia, Argentina.
Investigamos sobre periodismo impreso y digital.

General Roca, Argentina