Viajar a Carhué en 1925 era accesible y con pasajes abiertos

          Las aguas del Lago Epecuén  son "una bendición                                  de Dios" *                                 

 Por Juan Carlos Bergonzi                                                                                                                      ( 3ra. entrega)

Los FF.CC.  Oeste y Midland promocionaban pasajes a bajo costo con utilización abierta hasta el fin de la temporada. El contenido publicitario es atractivo,  expresado con entusiasmo. Nada podía interferir para veranear en un lugar recomendado por la medicina de la época.

Si la oferta hotelera era amplia los comercios también ofrecían soluciones y oportunidades.   Los avisos son elocuentes; algunas de las casas están vigentes en esta segunda década del siglo XXI.
       
 El año que se comenta en estas entregas, 1925, está dentro del periodo histórico donde la economía argentina registraba una curva de crecimiento. El presidente Marcelo T. de Alvear canaliza la "ola de prosperidad". Este ciclo tendrá su fin en 1929 con la gran crisis mundial  y el derrocamiento de Yrigoyen en 1930.

Carhué estaba por entonces en un momento de esplendor. Se cuentan, en el año de referencia, trece avisos de hoteles "para familias y pasajeros". Se puede deducir que la disponibilidad de alojamiento no publicitada pudo haber sido equivalente o superior. 

Los trenes diarios del FF. CC. Sud eran tres, el Midland, con   servicios nocturnos, y el FF.CC. Oeste con similares permiten estimar el movimiento turístico. Carhué estaba conectado a una red ferroviaria nacional que, en 1916, alcanzaba más de 33 mil kilómetros de longitud.1

El FF. CC. era la clave  para pensar el proyecto Estación Termal de Sud América tal cual lo expresaron los miembros de la Comisión de Fomento de Carhué.
Si el país recorría un camino de prosperidad económica Carhué, a 518 kilómetros de la capital federal, acompañaba con la invitación permanente de enero a diciembre a conocer el "privilegiado lugar" destinado a ser el balneario de aguas minerales, más importante de la República Argentina".

*Frase de un Aviso publicitario de la Empresa del Ferrocarril del Oeste.  

1(2007)López, Mario J. - Waddell, Jorge (compiladores) Nueva historia del ferrocarril en la Argentina. 
Ediciones Lumiere S.A. Buenos Aires.       

Las Aguas del Lago de Epecuén. Sus notables propiedades terapéuticas  
         
 El profesor de la Facultad de Medicina de Buenos Aires y Director del Instituto Biológico Argentino, doctor Silvio Dessy  formuló declaraciones de carácter científico publicadas en el folleto del año 1925 de la Comisión de Fomento de Carhué que se comenta en estas entregas. 

"La mineralización de estas aguas de Epecuén,  es, casi idéntica, a las conocidísimas aguas cloruradas  de Salies-de-Bearn (Bajos Pirineos) y de Biarritz Biscours (Bajos Pirineos) cuyas maravillosas propiedades  terapéuticas beneficias cada año a millones de enfermos."

"El tratamiento, para ser eficaz , debe prolongarse durante dos o tres meses. Las enfermedades que son aliviadas o curadas radicalmente, por las aguas, son las siguientes: el primer término hay que poner al reumatismo crónico, enfermedad harto frecuente en la República, que trae del agua de Epecuén beneficios rápidos e inesperados". 



El doctor Dessy cita "afecciones escrofulosas especialmente en los chicos, que han resistido a tratamiento de todas clases, se modifican como por encanto y se curan en un gran número de casos".   El catedrático continua: "podemos aplicar a Epecuén, a propósito de estas enfermedades, las conclusiones que el doctor Petit, profesor Honorario de la Escuela de Medicina de Rennes, ha deducido del estudio prolijo de las enfermedades que se han atendido en Salies-de-Bearn  cuyas aguas, como dije, tienen una composición muy semejante (250 gramos de Cloruro Sódico por litro) a las aguas de Epecuén."


  

 El aviso además de brindar una pormenorizada enumeración de los servicios del tren nocturno es un canto a la  confianza en las bondades de Lago. 

       "El viaje de Buenos Aires a Carhué (que es el lugar más próximo al Lago) se hace en una noche. Los trenes salen de Constitución, del Once o de la Estación Velez Sarsfield, de 8 a 9 p.m. y llegan a Carhué a las 8 y 1/2, a las 9 y a las 10 1/2 de la mañana. La distancia es pues, más o menos, la misma que a Mar del Plata, desde que, desde Constitución a Mar del Plata hay 420 kilómetros."

     "Todos los días, hay trenes de ida y vuelta, por una y otra línea entre la Capital Federal y el pueblo de Carhue."  

    "Desde el 1º de noviembre  los tres Ferro-Carriles antes nombrados, mejoran notablemente sus servicios, aumentado el número de trenes y la rapidez de ellos, estableciendo boletos de ida y vuelta válidos entre noviembre y hasta el 30 de abril de cada año, con notoria rebaja en los precios a semejanza del servicio de verano a Mar del Plata, Miramar o Necochea." (pág. 17)






Próxima entrega: más comentarios médicos y sugerencias sobre el sol y el aire junto al increíble lago         

Fuente consultada: Folleto Comisión de Fomento de Carhué,  El lago Epecuén y sus maravillosas aguas, 1925. Establecimiento Gráfico Argentino. 

Somos docentes de la Universidad Nacional del Comahue y escribimos desde el norte de la Patagonia, Argentina.
Investigamos sobre periodismo impreso y digital.

General Roca, Argentina